El conservador: 15 (MAXI) por Nadine Gordimer

El conservador: 15 (MAXI) por Nadine Gordimer

Titulo del libro : El conservador: 15 (MAXI)
Autor : Nadine Gordimer

Obtenga el libro de El conservador: 15 (MAXI) de Nadine Gordimer en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Nadine Gordimer con El conservador: 15 (MAXI)

Críticas La única idea que Mehring, un industrial cincuentón y aún atractivo para las mujeres, tiene clara en su vida es que debe conservar a toda costa su modelo de vida. Críticas Recomendación de Librosyliteratura.es, escrita por Susana Hernández Dice Rosa Regás que Nadine Gordimer es una de las más grandes escritoras de este siglo, y no porque recibió el Premio Nobel en 1991, ni por las decenas de idiomas a los que han sido traducidos sus libros, sino porque posee el más raro y preciado don que pueda tener un ser humano: la genialidad Y claro, ante mi intención de leer una por una a todos las escritoras que han recibido el Premio Nobel, dirigí mis ojos hacía esta mujer sudafricana, que a través de sus libros ha sabido transmitir la vida normal y rutinaria en ese mundo tan complejo e injusto que fue el apartheid, ese sistema de segregación racial con el que convivió y al que combatió a través de la palabra y la literatura. Pero nuestra autora es capaz de ver, en conjunto, más allá de la segregación entre blancos y negros. En El conservador, deja Naidine Gordimer presente otras realidades de segregación, la que hay entre hombres y mujeres y sobre todo la que separa a ricos y pobres. Y eso, amigos, supera y sobrepasa el espacio físico de la Sudáfrica de ayer, pero también de la de hoy. Eso es lo que tienen los grandes autores, que son capaces de trascender al territorio, al tiempo y a la historia misma de la que hablan. El conservador fue un libro duro y complicado de leer, pero creo que Naidine Gordimer también debe ser una mujer complicada, pero eso sí, con una mente privilegiada para poder hacer una historia tan increíblemente bien montada; una narración que nos lleva a su vez a una narración circular que no se comprende hasta que no lees la última letra de la última palabra de la última página, y no solo eso es lo que pasado el tiempo soy capaz de recordar. Recuerdo el paisaje en movimiento de ese mundo en blanco y negro, movimiento geográfico pero también movimiento en el tiempo, ese tiempo que se mueve con la geografía, no con el reloj, y ahí está esta autora para contarlo como nadie. Porque ella es testigo, es blanca y tiene la posibilidad de viajar en ese tiempo vedado a los negros, pero es mujer, y por ello, parte del viaje también le está prohibido, y una mujer con límites puede comprender, y comprender le llevó al compromiso. Naidine Gordimer escribió El conservador en 1974, y nos habla de un hombre, solo, divorciado, padre, blanco y rico, de los ricos que se compran una granja como muestra de su unión a la tierra, una tierra que trabajarán “sus” negros y por la que solo aparecerá los días festivos, una tierra que estos hombres solo necesitan para ser parte de aquellos pocos privilegiados que poseen Sudáfrica. En 1991 Nadine Gordimer obtuvo el Premio Nobel de Literatura, y naturalmente les aconsejo que lean su discurso de aceptación, en el explica que tardó en darse cuenta, y tampoco crean que demasiado, que de haber sido de piel oscura, nunca podría haber llegado a ser escritora, pues las bibliotecas en Sudáfrica estaba prohibidas a los negros. Alguien, y esto lo digo yo, debió prohibir también la entrada a las mujeres si lo que pretendía era preservar para siempre su poder hegemónico. He debido dejar pasar meses entre la lectura de El conservador y el inicio de esta reseña. Había que poner distancia para que naciesen estas palabras que hoy brotan ya a borbotones, pero que tras aquella primera lectura quedaron en la habitación de los alborotados sentimientos. Cuánto más leo, más cuenta me doy de que hay literaturas que no son inocuas. Alguien dijo que hay que tener cuidado con las mujeres que leen … Pues con las que escriben, ni te cuento. Ver Descripción del producto