Tecnología para Discapacitados Y Adultos Mayores (Un Futuro Diferente nº 141) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Tecnología para Discapacitados Y Adultos Mayores (Un Futuro Diferente nº 141) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Titulo del libro : Tecnología para Discapacitados Y Adultos Mayores (Un Futuro Diferente nº 141)
Fecha de lanzamiento : November 2, 2018
Autor : Oswaldo Enrique Faverón Patriau
Número de páginas : 149

Obtenga el libro de Tecnología para Discapacitados Y Adultos Mayores (Un Futuro Diferente nº 141) de Oswaldo Enrique Faverón Patriau en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Oswaldo Enrique Faverón Patriau con Tecnología para Discapacitados Y Adultos Mayores (Un Futuro Diferente nº 141)

La contratación de personas con discapacidad registra un crecimiento imparable. En este incremento de contrataciones son muchos los factores que han influido, principalmente un cambio de mentalidad por parte de las empresas y de las propias personas con discapacidad. Las nuevas generaciones se plantean un futuro profesional en el que puedan trabajar, rompiendo la tradición que relaciona a la persona discapacitada con la inactividad y la dependencia.
La Revolución Tecnológica ha influido en este incremento de las contrataciones. En efecto, la irrupción de Nuevas Tecnologías y adaptaciones tecnológicas, permiten a discapacitados desempeñar puestos de trabajo en los que hace años estaban excluidos. Estas adaptaciones mitigan las dificultades derivadas de la movilidad, la audición o la visión reducidas, posibilitando que las personas con discapacidad utilicen su potencial cognitivo en el ámbito laboral.
Mesas regulables en altura, teclados con cobertores, teclas de gran tamaño que impiden pulsaciones accidentales, ratones virtuales o ergonómicos, pantallas de gran formato, lectores de pantalla, impresoras de braile, magnificadores o lupas aumentativas, intérpretes de lengua de signos, emisoras de frecuencia modulada, prótesis auditivas, etc. El mundo cambia para poder incluir a los discapacitados. Para personas con discapacidad intelectual la variedad es menor. Si bien en los últimos años han surgido las páginas de lectura fácil (con lenguaje sencillo y claro, de forma que puedan ser entendidos por todos) o las Apps basadas en pictogramas intuitivos. Las Nuevas Tecnologías estimulan y de hecho han mejorado la calidad de vida integral de 6 de cada 10 discapacitados.
Las personas con discapacidad presentan tasas de pobreza superiores a la media. El 80% de las personas con discapacidad en el mundo viven bajo el umbral de la pobreza. Esta circunstancia, en ocasiones, les impide adquirir los dispositivos tecnológicos que necesitan y muchas veces no encuentran la capacitación que necesitan.
En el mundo hay 650 millones de personas con alguna discapacidad, una cifra que aumenta a medida que la población envejece. Hasta ahora, la vida de muchas de ellas se desarrollaba dependiendo de otras personas. Sin embargo, la biotecnología puede desempeñar un papel extraordinario en la emancipación de discapacitados. Es lo que demuestran cada día en los laboratorios del MIT, donde han desarrollado algunas de las prótesis más sofisticadas del mundo. El MIT ha ido un poco más allá: ha sido capaces de mejorar el desarrollo de las personas con algún trastorno autista usando tecnología que ayude a identificar sus problemas, a relacionarse con el entorno y las personas, a adelantar sus crisis. La innovación, aquí más que en ningún lado, cambia la vida de la gente.
Grandes compañías tecnológicas, muchas startup, institutos y universidades destinan mucho de sus recursos a desarrollar la tecnología que pueda substituir las limitaciones que actualmente tienen los discapacitados. El abanico es amplio, y va desde accesorios adaptados al cuerpo de y facultades de los discapacitados hasta robótica muy avanzada.
Como un buen ejemplo de este esfuerzo citaremos al Media Laboratory del Massachusetts Institute of Technology (MIT), allí hay dos grupos: el Biomechatronics (Biomecatrónica) y Affective Computing (Computación afectiva), ellos centran sus esfuerzos en el desarrollo de nuevas tecnologías que tengan impacto en las personas tanto en el nivel físico como en el emocional.
El grupo Biomechatronics trata de entender los principios básicos de la locomoción biológica con el fin de desarrollar tecnologías de rehabilitación que devuelvan la funcionalidad a las personas con problemas físicos y, también, tecnologías que aumenten las capacidades físicas de individuos sanos que no padecen ninguna minusvalía. El grupo Affective Computing desarrolla tecnologías que amplíen la comprensión del afecto y del papel que este desempeña en la experiencia humana.